AVENTURAS EN BICICLETA ALREDEDOR DEL MUNDO


Prólogo
Capítulo gratis
Mapas
Fotos
Datos técnicos
Cómo adquirirlo

ALCÀSSER

 

PROLOGO

 

       Nunca me dejará de sorprender Ricardo Hernández. Sorpresa, admiración, envidia...
       Uno, por aquello de los tópicos se reconoce como medio celta, suevo o normando, y como tal, encuentra en el mar —el mar tenebroso de los oestrimios—, en las brumas de las corredoiras, en los chaos, en las gándaras... la evasión de sus sueños...
       Recostado en la playa, en esta medio vieira de Cabañas, mientras la mirada vaga por el desdibujado borde donde se quiebra el sol y se hunde el océano, no deja de compararse con su amigo Ricardo.
       Ricardo no sueña. O sí, también sueña, pero actúa, se pone en marcha y se lanza a sus aventuras con una osadía y valor que nos sobrecoge.
       Tal vez el secreto resida en la diferencia de genes, o en los ojos... los de uno están impregnados del mar galaico, de sus rías gris verdosas, de algas y argazos, de grelos y musgo, de nieblas y brumas, de orballo, de meigas y brujas... los suyos aprisionan la luz, la luminosidad mediterránea, el cielo, el otro mar... Por eso sigue el camino del sol y se va al desierto, al ocre amarillo de la arena y el pedregal... y pronto, muy pronto, lo volverá a perseguir rabiosamente, a través del continente amazónico, desde que nace hasta que se oculta en otro océano perdido...
       Y todo en una bicicleta, haciendo él mismo su sendero, sólo, acompañado únicamente de su valentía, de su fe, de su ilusión... lucha, frustraciones, constancia, riesgo, temor, sacrificio, obstáculos...
       Cuando lea usted esta serie de relatos, sencillos, sin alardes, como si no tuviese ningún merito lo que ha hecho, no dejará de reconocer el maravilloso ejemplo de su hazaña. Muchos más cómodos todavía que uno, dirán:
       —"¿Y para conseguir qué...?"
       Posiblemente, Ricardo habrá logrado dar respuesta a las preguntas que la mayoría de nosotros llevamos dentro:
       —"¿Quién soy?"
       —"¿De dónde vengo?"
       Él ya se habrá contestado.
       —"Soy yo mismo."
       ¿Recuerda las palabras de Khalil Gibrán?: "Sólo regresarán a la Eternidad aquellos que en la tierra la buscaron..."
       Ciertamente, Ricardo sí regresará...

Carlos D. Regueira


© Ricardo Hernàndez

Inicio - Contacto